Todas las Voces
 
 
Ansur // Opinin
10.03.2015 MEXICO
 

La cultura es el alma de un pas y el cine su rostro: Alfonso Arau

El cineasta se siente honrado de presidir el jurado de la sección de Largometraje Iberoamericano en el Festival Internacional de Guadalajara

 
 
 
 
 
Loading. Wait please...
 

Guadalajara, 09-03-15 (Notimex).- El cineasta y actor Alfonso Arau, quien con su filme "Como agua para chocolate" abrió las puertas del mercado mundial al cine mexicano, aseguró que la cultura es el alma de un país y el cine su rostro, por lo que hay que pensar con responsabilidad qué es lo que vamos a mandar al mundo.

En entrevista con Notimex, el presidente del jurado de la sección de Largometraje Iberoamericano de Ficción del Festival Internacional de Cine en Guadalajara (FICG), agregó que si bien la industria va mucho mejor que hace algunos años, cuando se hacían cuatro películas en un año, los cineastas contemporáneos deben tener una sólida formación para continuar sorprendiendo al público no sólo nacional sino internacional.

Señaló que "el destino de una película no depende de ti, es algo extraño porque de repente va a conseguir gran éxito o quizá va a fracasar, pero lo que sí es verdad es que el talento de los mexicanos debe trabajarse para seguir planteando nuevos paradigmas y esquemas".

En ese sentido, indicó que el talento de mexicanos como Alejandro González Iñárritu, Alfonso Cuarón y Guillermo del Toro debe ser el motor a seguir, toda vez que su trabajo tan excepcional ha desconcertado a Hollywood.

A diferencia de quienes dicen que el éxito de estos cineastas no debe ser utilizado para el beneficio de otros creadores, Arau opinó que ineludiblemente "el éxito de uno, nosotros, va a ayudar todos los demás".

Y es que, dijo, "en mis tiempos no era tan fácil que te contestaran los teléfonos, pero gracias al camino que hemos trazado ahora si eres un director mexicano te contestan inmediatamente".

"Vamos muy bien, el método que se está usando, el Artículo 189, está dando mucha oportunidad a los nuevos cineastas, a quienes recomiendo estudiar una carrera porque no basta con tener una camarita. A nadie se le ocurre ser cirujano de cerebro de la noche a la mañana, o astrofísico", comentó.

Visiblemente emocionado por presidir el jurado de Largometraje Iberoamericano de Ficción, el creador, quien ha obtenido siete Arieles de la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas, citó el dicho: “Todas las películas son difíciles de hacer, menos la primera, que es imposible".

Y en ese tenor, expuso, "siempre es difícil hacer una película, sin importar lo que hayas hecho o seas quien seas, porque cuesta dinero, trabajo, esfuerzo y energía, pero esa es la maravilla que representa hacer cine".

Con una trayectoria de más de 20 películas como actor, Arau, quien recién cumplió 83 años, sostuvo que no piensa en el retiro y que piensa hacer cine hasta el último día de su vida.

 
 
 
 
Las noticias de la Patria Grande